¿Qué son radicales libres en el cuerpo humano?

¿Qué son radicales libres en el cuerpo humano?

En el ámbito de la salud se habla con frecuencia de los “radicales libres”, este término se utiliza cuando se habla de dieta, de envejecimiento cutáneo y de diversas enfermedades.

Un radical libre es una molécula que se produce cada día en nuestro organismo como resultado de las reacciones biológicas que se producen en las células. Los radicales libres son moléculas muy reactivas, necesarias para realizar determinadas funciones y mantener el estado de salud. Diariamente se producen este conjunto de reacciones en el organismo y que se pueden englobar como “respiración celular”. Todas estas reacciones son necesarias para la vida celular, pero la producción de radicales libres a lo largo del tiempo puede tener efectos negativos ya que alteran las membranas de las células y el material genético (ADN de la célula).

La vida biológica media de un radical libre es de microsegundos, pero tiene la capacidad de reaccionar con todo lo que esté a su alrededor provocando el daño celular.

Cuando se producen radicales libres

Los procesos normales del organismo producen R. L. como en el metabolismo de los alimentos. Las calorías de los alimentos se tienen que convertir en energía para que el cuerpo pueda utilizar. La molécula de energía es el ATP, Trifosfato de Adenosina, el combustible necesario para que las células funcionen. Para formar ATP hay que descomponer el oxígeno para formar R. L. en las células, principalmente en las mitocondrias, que es la fábrica celular donde se genera constantemente ATP.

En la respiración se produce un proceso oxidativo, en el cual, la glucosa y los ácidos grasos oxidan oxígeno para producir ATP y energía creando R. L., el anión superoxido.

El Sistema Inmunológico genera R. L. una de las mejores formas de matar organismos invasores consiste en bombardear con R. L. y es así como funciona los linfocitos. La primera barrera defensiva contra los gérmenes.

También estamos expuestos a elementos del medio ambiente que generan R. L. como la polución ambiental, tabaco, radiación, aditivos químicos en alimentos procesados, pesticidas, estrés y emociones negativas.

El estrés oxidativo es causado por el desequilibrio entre la producción de radicales libres y la capacidad de nuestro sistema biológico para neutralizar rápidamente los reactivos intermedios y reparar el daño que causan.

Evidentemente tenemos mecanismos y sistemas de defensa internamente para neutralizar los R. L., éstos son los llamados ANTIOXIDANTES.

Cómo eliminar los radicales libres

Como hemos comentado, los radicales libres forman parte de un proceso normal de nuestro organismo, por lo que la clave para que causen el menor daño posible será aumentar los antioxidantes naturales que neutralicen sus efectos y tratar de evitar aquellos factores externos que los favorecen y que hemos detallado más arriba.

Toma nota de estos consejos para eliminar o reducir la presencia de radicales libres que impactan directamente sobre nuestra salud cutánea:

1. Consume alimentos contra los radicales libres

Una dieta variada y rica en alimentos anti radicales libres se consigue a base de incluir Omega-3, proteínas, minerales, vitamina A, vitamina E y vitamina C, betacaroteno y, sobre todo, sustancias antioxidantes.

Ejemplos de alimentos contra los radicales libres y con un alto poder antioxidante, son: las hortalizas de hoja verde (acelgas, espinacas, escarola), el tomate, la zanahoria, el pomelo, el albaricoque, los frutos rojos (arándanos, frambuesas…), los frutos secos (almendras, anacardos, avellanas, nueces…) o el pescado azul (salmón, caballa, atún…). En este sentido, te recomendamos que consultes nuestro Top 10 de los alimentos que protegen la salud de tu piel.

2. Sigue un estilo de vida saludable

Descansar bien y dormir las horas necesarias (un mínimo de 8), practicar ejercicio regularmente, siempre adaptado a tu condición física, beber mucha agua, no consumir sustancias tóxicas como el tabaco o el alcohol… son potentes aliados para propiciar la regeneración celular y mantener los radicales libres a raya.

3. Limpia tu piel, con una buena rutina de higiene y cuidados antioxidantes

Limpia tu piel regularmente para eliminar impurezas, hidrátala con frecuencia y utiliza productos de belleza y cuidado de la piel que contengan antioxidantes y vitaminas para reducir los daños causados por los radicales libres. En ese sentido, los productos de Bio-Oil® (tanto Bio-Oil Aceite para el cuidado de la piel como Bio-Oil Gel para piel seca) contienen vitaminas A y E, potentes antioxidantes para la piel con numerosos beneficios.

4. Toma el sol con moderación y siempre con factor de protección solar, tanto en invierno como en verano

No salgas de casa sin protección solar (que debe ser adecuado a tu fototipo) y, si tomas el sol, hazlo con moderación y sentido común.

¿Cómo actúan los antioxidantes frente a los radicales libres?

En estudios de laboratorio y en estudio con animales estudios de animales, se ha indicado que la presencia de mayores concentraciones de antioxidantes exógenos impide el tipo de daño de radicales libres que ha estado asociado con la presencia de cáncer. Por esta razón, los investigadores han estudiado si el uso de complementos de antioxidantes alimenticios puede ayudar a bajar el riesgo de padecer o de morir por cáncer en los humanos.

Muchos estudios de observación, incluso estudios de casos y controles y estudios de cohortes se han llevado a cabo para investigar si el uso de complementos antioxidantes alimenticios está asociado con riesgos menores de cáncer en los humanos. En general, estos estudios han ofrecido resultados mixtos (5). Ya que los estudios de observación no pueden controlar adecuadamente los sesgos que pudieran influenciar los resultados de los estudios, es necesario ver con precaución los resultados de cualquier estudio individual de observación.

Los estudios clínicos controlados aleatorizados, sin embargo, no tienen la mayoría de los sesgos que limitan la confiabilidad de los estudios de observación. Por esto, se considera que los estudios aleatorizados proveen la comprobación más fuerte y más confiable del beneficio y de los daños de una intervención relacionada con la salud. Hasta la fecha, se han llevado a cabo en el mundo nueve estudios aleatorizados controlados de complementos de antioxidantes alimenticios para la prevención del cáncer.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito esta vacio Regresar a comprar
    Scroll to Top